Los virus se refuerzan cuando hay miseria o angustia

Existen dos causas: las necesidades básicas insatisfechas y las ilusiones frustradas, que forman un buen sustrato para las enfermedades. Hay algo claro: los virus se refuerzan cuando hay miseria o angustia.
Es decir, que un microbio encuentra un terreno más fértil para desarrollarse en una persona, que por su situación social o psicológica, tiene las defensas caídas y bajo los niveles inmunitarios. Esto no significa que el resto de la gente no se enferme por el obvio deterioro corporal, aunque se suele curar más rápido. Pero sería poco serio dejar a un lado la psicoinmunologia, una disciplina medica que se ha desarrollado en los últimos años.
Está demostrado que pacientes desafectivizados y discriminados, muestran niveles bajos de linfocitos y CD4, elementos utilizados para medir el nivel de las defensas del organismo.
Cuando hablamos de salud, se debe integrar no solo la medicina, sino también su aspecto antropológico: sostener que la salud es la manera de vivir libre, responsable, solidaria, feliz.
TE DESEO LO MEJOR.
Por . Lic. Patricia Lopez.