Mutismo Selectivo

¿Qué es?

El mutismo selectivo es un trastorno de ansiedad en el cuál un niño manifiesta:
• Incapacidad de hablar en algunos lugares y frente a personas ajenas a su entorno familiar directo
• Suele hablar normalmente y hasta asumir una actitud despótica en su casa, o cuando está a solas con sus padres, pero no habla en absoluto en otros ámbitos sociales, como la escuela, reuniones familiares o ante extraños.
• Los padres y docentes interpretan que la criatura intenta manejar el entorno y obtener atención sobre él, pero esto es un trastorno de ansiedad que le impide participar en ámbitos académicos y actividades propias de su edad.

¿Cómo se trata?

El tratamiento no se centra en que el chico se exprese verbalmente, se centra en la reducción de la ansiedad que el niño tiene para hablar y ser escuchado por la gente fuera de su círculo inmediato de familiares y amigos.
La terapia que ha demostrado ser más efectiva es la cognitivo-conductual. En esta forma de terapia el niño aprende estrategias de reducción de la ansiedad, relajación. En forma simultánea se trabaja conjuntamente con el contexto escolar y familiar para facilitar la evolución del niño.
Es posible que el profesional sugiera medicación, sin embargo, los fármacos si fueran prescritos, se hará junto con un programa de tratamiento para disminuir los niveles de ansiedad y de acelerar el proceso de la terapia, especialmente si los intentos anteriores de involucrar al niño en tratamiento han fracasado.