¿Qué es Baja Autoestima?

La autoestima es una vivencia muy íntima y subjetiva que implica la valoración que cada uno tiene de sí mismo, y que se refleja a través de las actividades que realiza, en las decisiones que toma, en la manera en que se relaciona con los demás y, en especial, en como uno se siente con sí mismo.
Si falta, suele ser un camino a la depresión y si sobra, a la egolatría. Es decir, no debe faltar ni sobrar.
El concepto de percepción intima es clave, ya que de nada sirve si los demás valoran a una persona, la admiran, la ven segura, pero ella se percibe como un ser insignificante, sin condiciones, inseguro.
La Autoestima implica emitir un juicio crítico sobre uno mismo. Si ese juicio es positivo, el individuo estará bien con el mismo, tendrá una adecuada dosis de seguridad, podrá entablar diversas situaciones aun en conocimiento, que tendrá o no los resultados esperados.
Si, por el contrario, su propio juicio valorativo es negativo, tendrá inhibiciones, no hará intentos para alcanzar algo posible. Si lo consigue lo atribuirá a la suerte y no a sus condiciones y tendrá dificultades para actuar con espontaneidad, por temor a que los demás descubran aquello que el esconde porque se valora pobremente a sí mismo.
La baja autoestima se suele manifestar de varias maneras. Las más frecuente son:
-Falta de iniciativa para progresar.
-Actitud negativa ante nuevos desafíos
-Miedo al rechazo de los demás.
-No dar opiniones propias ante terceros.
-Timidez
-Miedo a encarar lo nuevo o desconocido.
-Manifestar una apatía generalizada.
-Culpar a los demás por su situación
-Dolor ante comentarios que lo hacen otros.
Quizás la repercusión más importante es que el sujeto bloquea su futuro.
La Autoestima no es algo innato (no existe el gen de la autoestima) sino algo que se construye. 
La misma depende de la confluencia de muchas funciones conscientes e inconscientes. De las conscientes se puede destacar como el individuo percibe la aceptación por parte de los demás y de la capacidad de reconocer sus propias virtudes y defectos. En cuanto a las inconscientes, son aquellas experiencias pasadas que se relacionan con el entorno íntimo y familiar.
Por lo tanto, es posible refraccionarlas con ayuda adecuada y modificarla para lograr un amejor calidad de vida.

¡Éxitos!

Lic. Patricia López