Trastorno de Ansiedad de Separación

¿Qué es?

Los niños con trastorno de ansiedad de separación tienen dificultades extremas para estar lejos de sus padres y hacen todo lo posible para evitar aquellas situaciones donde deben distanciarse de ellos.

¿Cómo reconocerlo?

Los síntomas de este cuadro son:
– Dificultades para irse a dormir y quedarse solos en su cuarto
– Se resisten a ir al colegio o a casa de amigos
– Evitan ir a campamentos o dormir fuera de su hogar
– Temen que algo malo les pueda suceder a sus padres (por ej., no poder llegar a buscarlos a
tiempo a la salida del colegio, que los maten o les roben mientras ellos no los ve)
– Miedo que algo malo les pueda suceder a ellos (que los secuestren o se pierdan), cuando
están alejados de sus padres
– Pesadillas sobre situaciones catastróficas que suceden a sus padres o a ellos
– Berrinches importantes cuando deben ser dejados al cuidado de la niñera o familiares
– Llamar o mensajear a sus padres durante el día para asegurarse que están bien.
– Quejas físicas inespecíficas (cefalea, dolor de estómago, náuseas) los domingos a la noche o
ante eventos de separación de sus figura de apego.

¿Cómo se trata?

La psicoterapia cognitivo-conductual es el principal tipo de tratamiento utilizado para el trastorno de ansiedad por separación. Dicha forma de tratamiento se centra en dos pilares fundamentales:
– Enseñar a los niños de varias habilidades importantes, tales como la forma de reconocer los sentimientos de ansiedad respecto a la separación e identificar sus reacciones físicas a la ansiedad, identificar sus pensamientos en situaciones de separación de ansiedad que provoca, y enseñarles a desarrollar un plan para hacer frente de forma adaptativa a la situación
– Trabajar con los padres para que puedan a ayudar a sus hijos afrontar la situación de separación.
Si el profesional lo considera evaluará si es necesario incluir un tratamiento farmacológico dentro del esquema general de tratamiento.