TRASTORNOS DE ANSIEDAD Y TRASTORNOS RELACIONADOS

¿Qué es un Trastorno de Pánico?

Es un trastorno psiquiátrico con manifestaciones físicas y psicológicas que consiste en la aparición, aparentemente sin causa, de dos o más crisis de pánico. Luego de sufrir las crisis, la persona teme en forma persistente que las mismas se repitan (miedo a tener miedo) o que le provoquen consecuencias catastróficas, como volverse loco, perder el control o sufrir un infarto. Las personas con trastorno de pánico tienen sentimientos de terror repentinos que se repiten en forma impredecible. En algunos casos pueden describir el día y la hora en que ocurrió el primer ataque y recuerdan el lugar. Por la intensidad de sus manifestaciones físicas suelen acudir primero a las guardias o a los consultorios médicos.

¿Qué es un Ataque de Pánico?

Es la aparición repentina de miedo o malestar intenso, que se acompaña de por lo menos cuatro de los siguientes síntomas: palpitaciones, sudoración, temblores, sensación de ahogo o falta de aire, sensación de atragantarse, opresión en el pecho o malestar torácico, náuseas o molestias abdominales, inestabilidad, mareo o desmayo, desrealización (sensación de irrealidad), despersonalización (estar separado de uno mismo), miedo a perder el control o volverse loco, miedo a morir, entumecimiento u hormigueo, escalofríos o sofocaciones
– Cada crisis suele durar sólo unos minutos, pero también puede persistir más tiempo
– Un ataque de pánico a menudo se sigue de un miedo persistente a tener otros ataques futuros (ansiedad anticipatoria o miedo al miedo)
– El Trastorno de Pánico puede acompañarse o no de agorafobia (ver Agorafobia).

Agorafobia

¿Qué es?

Es el miedo a tener un ataque de pánico o descomponerse y no poder escapar. En muchos casos este temor disminuye si la persona se encuentra acompañada. Dado que el temor es muy intenso, las personas con agorafobia suelen evitar estas situaciones o bien, cuando las enfrentan lo hacen con muchísimo malestar y temor. Para la mayoría de las personas con agorafobia desplazarse solos implica exponerse a la posibilidad de sufrir los síntomas de una crisis de pánico.
Las situaciones que se temen con mayor frecuencia son:
● Alejarse sin acompañamiento del hogar
● Los medios de transporte, especialmente aquellos de los cuales es más difícil salir, como los aviones o el subte.
● Las muchedumbres, como las manifestaciones, los recitales o el cine.
● Hacer colas largas
● Lugares en los cuales podría quedar atrapado, como el ascensor.
¿Cómo se trata?

Véase tratamiento del Trastorno de Pánico.